EMAIL

ricardoreyes@adultomayorinteligente.com
 

TELÉFONO

771-7192664
771-7184665

OFICINAS

Av. Juaréz 803, Col. La Villita C.P 42060

CAÍDAS EN EL ADULTO MAYOR

El tema de caídas en el adulto mayor en la actualidad, cobra un significado de vital importancia, denominado incluso como uno de los gigantes en la Geriatría por su relevancia clínica y que en los últimos años ha sido reconocido como un tema principal en el cuidado del adulto mayor con propuestas altamente preventivas. El temor principal al hablar de caídas es la amenaza constante y permanente sobre la independencia del adulto mayor.

 

Los accidentes se encuentran como una de las principales causas de muerte en el mundo, más del 60% corresponde a caídas, un 75% resultaran en mayores de 65 años, en donde se ha podido establecer que podrán tener al menos una caída en un año, lo cual resulta un dato por de más preocupante. Hay que recordar que no solo existen las caídas en el hogar o comunidad, también debemos considerar todas aquellas presentes en la casa hogar o asistencial, en el medio hospitalario donde la prevalencia de accidentes continúa siendo alta.

 

Siendo un tema de relevante importancia, también existen diversas razones por las que actualmente en nuestro país no se le presta la importancia requerida. Algunos puntos detectados son:

 

  • La falta de interés y conocimiento ante el tema, por familiares, cuidadores y mismo personal de salud.

 

  • No se menciona la caída o accidente por parte de nuestro adulto mayor, haciendo difícil el reconocimiento de la misma.

 

  • No forma parte del interrogatorio en la historia clínica.

 

  • La mayor importancia que se le da al manejo y tratamiento de las lesiones que se producen, no incluyendo la investigación posterior de los motivos y circunstancias.

 

El origen de las caídas es multifactorial. En los siguientes esquemas hago resumen de las causas más importantes:

  FACTORES INTRÍNSECOS-EXTRÍNSECOS ASOCIADOS AL ORIGEN DE UNA CAÍDA

 

 

ENFERMEDADES AGUDAS O CRÓNICAS ASOCIADAS A CAÍDAS

 

 

Un punto especial que debemos considerar es el uso de diversos fármacos en el adulto mayor o también llamada polifarmacia. Sin duda este síndrome geriátrico es uno de los problemas que más se detecta en consulta, siendo todo un reto para el geriatra su control y manejo, por todo lo que implica la farmacología del adulto mayor.

FÁRMACOS DE USO MÁS FRECUENTE EN EL ADULTO MAYOR

 

Las consecuencias de las caídas en el adulto mayor también son múltiples y valen la pena reconocerlas. Pueden existir lesiones que se presentan desde su forma leve hasta su forma más grave y fatal.

 

La muerte es una de las principales relacionadas con caídas, que va en aumento en los adultos mayores sin distinción de género o étnico. El traumatismo craneoencefálico en sus diferentes grados, es uno de las patologías que siempre tiene un enfoque especial, por todo el protocolo médico que nace ante su presencia. Ante un déficit neurológico agudo, estado confusional o delirium, estupor o crisis convulsivas por citar algunos ejemplos, siempre será parte de una vigilancia estrecha y médica estricta.

 

Las fracturas, son quizá una de las patologías agudas más predominantes  que se consideran en el adulto mayor, por su alto efecto de incapacidad, disfunción y dolor. Que disminuye la calidad de vida de forma inmediata en el anciano. El ejemplo más claro en este rubro es la temible fractura de cadera. Creo que el concepto de temible, lejos de resultar exagerado, antepone una serie de decisiones que van desde la parte médica, familiar, bioética que resultan demasiado complejas cuando se presentan, que ponen de manifiesto nuestro más complejo uso de facultades como seres humanos.

 

Las lesiones a tejidos blandos, son principalmente los referidos en la piel y grasa, que van desde sangrados no complicados, hematomas, escoriaciones hasta heridas mayores que pueden requerir de sutura y manejo antimicrobiano profiláctico.

 

El término “ caídas de tiempo prolongado “ se refiere a todos aquellos adultos mayores que se encontraban solos y no recibieron ayuda en el momento de la caída, permaneciendo largo tiempo en el suelo inmóviles en el área donde cayeron. Estas condiciones pueden provocar un riesgo inminente de muerte o incapacidad en el adulto mayor.

 

El riesgo de  hospitalización prolongada en el adulto mayor posterior a una caída, continua siendo alta, el multiabordaje que a menudo se observa en muchos casos, lleva también a una alza en el concepto denominado “institucionalización“, donde muchos adultos mayores serán ingresados a asilos, casas hogar, instituciones de rehabilitación, entre otros, donde podrán recibir cuidados especiales en aquellos  con dependencia parcial o total.

 

Por último y con mucha frecuencia observado en consulta es el denominado “miedo al caer” que desarrollan nuestros adultos mayores ante una sola o múltiples caídas. Los individuos son capaces de percibir su deterioro funcional y vulnerabilidad ante una caída, por consiguiente tratan de evitar la movilización o rehabilitación ante el miedo de caer nuevamente. Este miedo sin duda, podrá aumentar la capacidad de caídas en el adulto mayor en el futuro. La recomendación básica es la ayuda especializada para búsqueda de prevención inmediata.

 

Es indispensable tener el enfoque adecuado de nuestro actuar ante una primera caída o cuando existe un historial de dos o más en el último año. Su médico geriatra deberá establecer un protocolo que pueda definir los factores y riesgos a los cuales se ha expuesto nuestro adulto mayor. Posterior a esto se debe establecer un tratamiento ante enfermedades agudas, se debe llevar un control estricto y ajuste de fármacos que en su mayoría será requerido.

 

Se tendrán que evaluar los factores extrínsecos detectados que pongan en vulnerabilidad a nuestro ser querido y una rehabilitación en donde se valoren los ejercicios que se podrán instaurar en el adulto mayor ante problemas detectados.

 

Los trastornos de la  marcha y el equilibrio representan en buena medida, una de las patologías de alta prevalencia en el adulto mayor y que es una causa de caída frecuente. El ejercicio de bajo impacto denominado Tai Chi, podría ser el ejemplo perfecto, de una recomendación que ha demostrado beneficios y disminución de riesgo de caídas.

 

Es de vital importancia reconocer el término de caídas en el adulto mayor. La parte preventiva es fundamental y decisiva en nuestras vidas.  El ejecutar la acción o ser proactivos ante esta situación, será determinante para la independencia de nuestro ser querido, que se traduce automáticamente en un objetivo central ante la vejez llamada “ CALIDAD DE VIDA “

 

“ La fragilidad a la que se exponen nuestros adultos mayores ante una caída, nos debe hacer sensibles en la parte preventiva, entendiendo por esto un cambio radical, que nos ayude a evitar decir  Y LE CAMBIO LA VIDA PARA SIEMPRE ”

Muchas gracias por leer esta página, agradeceré mucho tu comentario !!!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This