EMAIL

ricardoreyes@adultomayorinteligente.com
 

TELÉFONO

771-7192664
771-7184665

OFICINAS

Av. Juaréz 803, Col. La Villita C.P 42060

ESTREÑIMIENTO EN EL ADULTO MAYOR

El estreñimiento representa un problema muy común en el adulto mayor y un síntoma manifestado por demás escuchado en la consulta geriátrica. Su definición se puede volver confusa en pacientes, familiares o cuidadores, por las muchas variantes en su definición que existen y que utilizan los propios profesionales de la salud.

Se presenta como una preocupación de salud frecuente en el adulto mayor. Las visitas al geriatra por causas de estreñimiento, aumentan de forma considerable en los adultos mayores de 65 años. No es nuevo encontrar que muchos pacientes en la actualidad tomen de manera regular fármacos de tipo laxantes o algún derivado para mejorar este síntoma.

El paciente no solo se queja de movimientos defecatorios escasos sino también de heces difíciles de pasar. Por lo tanto, una definición establecida más apropiada para el adulto mayor podría ser: la dificultad en la deposición asociada con esfuerzo defecatorio, tiempo prolongado de paso de heces ( más de 10 minutos ), dolor y evacuación incompleta.

 

Definiciones de estreñimiento

Estreñimiento de autoinforme:

–       El paciente presenta hábitos intestinales normales como si se tratara de estreñimiento

Estreñimiento funcional: Dos o más de los siguientes síntomas, se presentan durante al menos 12 meses:

–       Dos o menos evacuaciones intestinales por semana

–       Presión en más de 1 de 4 ocasiones

–       Deposiciones duras en más de 1 de 4 ocasiones

–       Sensación de evacuación incompleta en más de 1 de 4 ocasiones

Retraso en la salida rectal:

–       Sensación de bloqueo anal en más de 1 de 4 ocasiones

–       Defecación prolongada ( más de 10 minutos para completar la evacuación )

–       Necesidad de ayudarse con los dedos ( presionando en o alrededor del ano para ayudar la evacuación ) en alguna ocasión

 

Estreñimiento clínico:

–       Gran cantidad de heces en el recto en el examen digital

–       Retención fecal excesiva en el colon en la radiografía abdominal

 

El estreñimiento al tener un carácter de percepción personal y significado emocional en el adulto mayor (autoinforme), dificulta mucho las cifras de prevalencia en cada país. Esta puede resultar sorprendente, y aunque varía en cuanto a población estudiada o país, el promedio conocido que puede padecer este síntoma es aproximadamente entre un 40 y 50% de la población geriátrica.

Tenemos que recordar que el colon es la porción del aparato digestivo que más sufre cambios derivados por el envejecimiento. Los cambios en la función motora, sensorial, vasculares; la atrofia de la pared colónica y la patología de esfínteres, están involucrados en la fisiopatología de este padecimiento. Se ha demostrado que no existen menos movimientos intestinales con el envejecimiento, pero si se ha podido analizar que existe un tránsito colónico mas enlentecido.

 

Existen varios factores de riesgo que se relacionan con el estreñimiento

Falta de ejercicio

Institucionalización (casas hogar, asilos, hospitalización, etc) Ignorar la urgencia de defecar (falta de privacidad, no querer usar baños, no tener tiempo)
Ingesta insuficiente de fibra (menos 20 gramos al día) Cambios en el estilo de vida o actividades Abuso de laxantes
Baja ingesta de líquidos o deshidratación Uso excesivo  o frecuente de antidiarreicos Síndrome de fragilidad
Inmovilidad Posterior a un cuadro diarreico Dependencia funcional

 

 

Medicamentos asociados a estreñimiento en el adulto mayor

Diuréticos Fármacos antidepresivos
Fármacos antiparkinson Fármacos anticonvulsivantes
Antiácidos con aluminio y calcio Fármacos antihistamínicos
Complementos de hierro Fármacos opiáceos
Suplementos de calcio Fármacos antihipertensivos

Antiinflamatorios

Polifarmacia

 

 

Enfermedades asociadas a estreñimiento en el adulto mayor

Enfermedad de parkinson Diverticulos
Hipotiroidismo Síndrome de colon irritable
Calcio elevado en la sangre Músculos pélvicos débiles
Potasio bajo en la sangre Obstrucción mecánica por tumores
Infarto cerebral Diabetes Mellitus
Traumatismo en médula espinal Uso de radioterapia
Depresión, ansiedad y delirium Demencia

 

La magnitud de la valoración al buscar las causas específicas, como siempre en geriatría, dependerá de algunas variables que siempre debemos tener en cuenta todos los médicos. Variables como el tiempo y uso de laxantes con regular o buena respuesta, necesitara medidas individuales de mayor orientación para un mejor abordaje.

Datos generales como apetito, cambios de peso, actividad física, dieta, consumo de agua siempre se ubican como parte principal de un historial clínico. Las características de las heces, el esfuerzo durante la defecación, los tiempos del mismo son puntos muy importantes a considerar.

La necesidad de desimpactación manual, urgencia fecal, manchado e incontinencia fecal, podrán sugerir datos de lesión neurológica.

El dolor rectal sobre todo en la defecación sugiere una alteración anal. Un historial de mejoría de dolor abdominal al defecar podrá sugerir colon irritable.

La disminución del calibre de las heces, hemorragia rectal, presencia de mucosidad, podrían ser datos que sugieren lesiones estructurales, principalmente cáncer de colon.

Sin embargo, si nuestro adulto mayor presenta estreñimiento de manera aguda o repentina sin mejoría, se podrán solicitar estudios de extensión para descartar patologías graves.

El medico geriatra, dentro de sus habilidades como especialista, determinara la necesidad de estudios de laboratorio ante la sospecha de enfermedad secundaria que cause estreñimiento. El uso de estudios de gabinete como estrategia actual, podrán ser parte de la práctica médica; uso de radiografías, tomografía, sigmoidoscopia, colonoscopia, entre otros, son de mucha ayuda para un mejor diagnóstico y tratamiento.

Se debe considerar que aun con estudios exhaustivos practicados al paciente, solo en el 50% de los casos, se determinará una causa de estreñimiento.

 

 

Existen un número elevado de complicaciones por el estreñimiento. La gran mayoría con repercusión clínica importante. La impactación fecal ( imposibilidad de defecar heces extremadamente duras ) lo puede sufrir el adulto mayor hasta en el 40%. Existe el fecaloma, materia fecal que se aglomera y endurece, puede causar obstrucción intestinal e incluso la muerte.

Fisuras anales con hemorragias graves y posibilidad de infección en un grado elevado. Presencia de hemorroides y afecciones cardiovasculares por reacciones vagales al pujar, estas pueden desencadenar mareos, arritmias, pérdida estado de conciencia, dolor precordial, ataque isquémico transitorio y en casos más graves hasta ruptura de aneurismas cerebrales.

El tratamiento siempre representará un reto para el profesional de salud, mucho más en aquellos pacientes medicados por muchos años y que tienen ya un amplio conocimiento de las recomendaciones y del uso de fármacos para esta situación.

La terapia en especial por geriatría, se dirige primero a educar al paciente sobre los hábitos intestinales normales a su edad, se analizan de forma muy prudente los mitos del estreñimiento y las falsas creencias, posterior a esto se podrá instaurar un tratamiento o estudios requeridos.

 

Recomendaciones no farmacológicas:

  • No inhibir el deseo de evacuar
  • Tratar de ir al baño a la misma hora ( preferencia después de las comidas )
  • No estar más de 10 minutos intentando evacuar
  • No usar medicamentos laxantes que no estén indicados por su médico
  • Baño adecuado, cortinas, seguro, comodidad y privacidad
  • Tener un buen soporte del tronco, con adecuado respaldo y descansabrazos
  • Asientos blandos y apoyos curvos para los pies
  • Altura ajustada del asiento de baño a comodidad del adulto mayor
  • Realizar ejercicio ( 30 minutos al día ) de acuerdo a las condiciones físicas de cada adulto mayor. Este programa será individual y ajustado por su médico.
  • Ingesta de fibra mínima de entre 6 a 15 gr diarios
  • Toma de agua suficiente ( mínimo 1.5 litros al día )

 

Dentro de las recomendaciones farmacológicas, se debe conocer que son individuales en función de duración y gravedad. Los objetivos de los laxantes es mantener heces blandas, defecación confortable, prevención de esfuerzos al evacuar y un número determinado de deposiciones.

 

Existen diferentes tipos de laxantes:

 

Tipo de laxante Disponibles Efectos secundarios
Formadores de bolo fecal Pysillium plantago, salvado de trigo, nopal, meticelulosa Inflamación, flatulencia, meteorismo, diarrea
Laxantes osmóticos Sulfato magnesio, hidróxido magnesio, lactulosa, polietilenglicol, sorbitol, citrato de sodio Deshidratación, incontinencia fecal, náusea, vómito, flatulencia, diarrea
Laxantes estimulantes Bisacodilo, fenoftaleína, picosulfato sódico, senósidos, aceite de recino Diarrea, náuseas, vómito, sedación, dolor abdominal
Reblandecedores y emolientes (laxantes rectales) Glicerol, docusato succinato, fosfato de sodio, solución glucosada Tenesmo, pujo, diarrea
Procinéticos Trimebutina, metoclopramida, cinitaprida Disminuye absorción de medicamentos, espasmo muscular, dolor abdominal, diarrea, temblores

 

 

MITOS DEL ESTREÑIMIENTO:

 

Muchos adultos mayores consideran estreñimiento a evacuar menos veces o menor cantidad: Debemos considerar erradicar lo siguiente:

  • La regularidad intestinal implica una evacuación al día: FALSO. Varía de 3 al día hasta 3 veces por semana
  • Para evacuar hay que usar enemas: FALSO. No es normal, es una tendencia obsesiva frecuentemente observada. El uso continuo de enemas provoca daño crónico
  • Hay que purgarse una vez al año: FALSO. Muchas veces se cree que ayuda en la desparasitación Es mejor consultar a su geriatra para una desparasitación óptima.
  • El uso de fibra resuelve todos los problemas: FALSO. Incluso la fibra debe tener cuidados en algunas patologías como megacolon idiopático y en individuos postrados, ya que no aumenta la frecuencia de la defecación.
  • Solo la toma de líquidos y ejercicios resuelve el estreñimiento: FALSO. Las terapias deben ser individuales a cada tipo de paciente, enfermedades, estilos de vida. Su médico evaluara de forma profesional sus necesidades y requerimientos.
  • Solo pasa a la gente adulta mayor: FALSO. Este padecimiento afecta a la población en general. Los adultos mayores pueden tener más predisposición a tenerla, pero el envejecimiento no es sinónimo de estreñimiento.

 

El mundo del estreñimiento aunque es muy conocido y es un padecimiento común, aún envuelve muchos mitos y falsas creencias. Los adultos mayores y familiares aprenden a vivir con conceptos erróneos, por lo cual, será necesario un cambio de paradigma en el tema. Es necesario que los profesionales de la salud comencemos a mejorar la educación de nuestros pacientes entorno a este padecimiento.

 

Prevención es a lo que debemos apostar actualmente. El estreñimiento no es la excepción.

 

 

“ El colmo de la infelicidad oscila entre el estreñimiento y asistir sin ganas a una reunión mundana “

Diego Rivera

Muchas gracias por leer esta página, agradeceré mucho tu comentario !!!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This