EMAIL

ricardoreyes@adultomayorinteligente.com
 

TELÉFONO

771-7192664
771-7184665

OFICINAS

Av. Juaréz 803, Col. La Villita C.P 42060

SÍNDROMES GERIÁTRICOS: LOS GIGANTES

Los síndromes geriátricos representan en la actualidad un concepto cada día más escuchado y utilizado por médicos dedicados a la atención del adulto mayor. A  nivel de especialidad en Geriatría se consideran la base fundamental con la que podemos ejercer de manera más profesional y eficaz la medicina en el adulto mayor. A nivel personal considero de vital importancia dar el reconocimiento que se merecen ya que gracias a estos es posible educar mejor a familiares y pacientes, detallando de manera más precisa conceptos y significados, logrando con esto un mejor entendimiento de las patologías en el adulto mayor.

 

“ Los síndromes geriátricos sin duda representan un gran logro de la Geriatría moderna y los cimientos de esta maravillosa especialidad “

 

Aquí una breve pero importante reseña de sus comienzos y su significado:

 

El término de geriatría se incorpora a la terminología médica hacia el año 1909, fecha en la que I. L. Nascher publica en el New York Medical Journal un artículo titulado: «Geriatrics: The diseases of the old age and their treatments», solicitando una medicina específica y distinta de la tradicional para la mejor atención de los pacientes ancianos. Sin embargo, la medicina geriátrica moderna surge en Gran Bretaña en torno a 1935 de la mano de la doctora Marjory Warren. La doctora Warren en una de sus publicaciones en 1946 sobre ancianos y pacientes crónicos incapacitados decía:

 

«No hay duda en absoluto que estos pacientes han sido inadecuadamente tratados en el pasado y con frecuencia continúan recibiendo una atención insuficiente y escasa, si es que reciben alguna, en una atmósfera que pierde la comprensión con su edad y condición. La profesión médica, habiendo tenido éxito en la prolongación de la vida del hombre, no debe seguir fallando en asumir su responsabilidad con el anciano enfermo o que se vuelve débil. Se necesita urgentemente un cambio en la actitud del cuidado y tratamiento de los enfermos crónicos».

 

Con esta maravillosa visión y cambio de paradigma comienza la medicina geriátrica, contemplando desde sus inicios que la medicina ejercida fuera suficiente y segura para cubrir puntos como: diagnóstico y tratamiento completo e integral. Asegurarse de valorar situaciones funcionales, psicológicas y sociales del adulto mayor (esfera biopsicosocial). Coordinarse de manera directa, asistencial, la continuidad de cuidados y supervisión de pacientes institucionalizados. Así es como nace una nueva disciplina científica.

 

Lo que vivimos actualmente en el mundo y en México es la conocida geriatrización de la Medicina. Esto significa una medicina incluyente para adultos mayores, capaz, eficaz y adaptada a las necesidades de la población actual. No olvidando la capacidad de educar cada día más a nuevos profesionales en la materia, con alto poder de servicio y sensibilización requeridos, que aseguren la calidad de la atención del paciente envejecido de manera humana, responsable, digna y con la visión suficiente para enfrentar todos los cambios que el futuro demande.

 

“ La salud del adulto mayor se define en términos de función “

 

SÍNDROMES GERIÁTRICOS

 

Se trata de un conjunto de signos y síntomas habitualmente originados por una o diversas enfermedades que alcanzan una enorme prevalencia en el adulto mayor y que son el frecuente origen de incapacidad funcional, social e incluso la muerte. Por su frecuente presentación y consecuencias, deben tenerse siempre en mente por parte de los profesionales de la salud y familiares.

 

De todo lo anterior se desprende un término muy importante: la presentación atípica de enfermedades en el anciano, que tiende a manifestar síntomas y presentaciones inespecíficas que representan todo un reto para el diagnóstico y tratamiento al médico geriatra. Los signos y síntomas de una enfermedad no siempre podrán ser iguales a como lo manifiesta un joven.

 

“ Debemos desterrar de la mente la idea de que los procesos patológicos en la vejez siguen un modelo clásico de enfermedad; esto solo ocurre en menos de la mitad de los pacientes geriátricos “

 

La peculiaridad y esencia de la Geriatría es lo que la diferencia del resto de las especialidades, ya que las actitudes terapéuticas, abordaje, prevención y diagnóstico en el adulto mayor son muy diferentes, con un razonamiento  complejo que parte de muchos puntos y perspectivas que el medico geriatra contempla.

 

El conocimiento de los síndromes geriátricos no es opcional para todo aquel profesional de la salud que este dedicado al manejo y tratamiento de adultos mayores. Es imprescindible su conocimiento para una correcta y profesional valoración geriátrica integral.

 

Síndromes geriátricos

 

INMOVILIDAD: INESTABILIDAD Y CAÍDAS

 

INCONTINENCIA URINARIA Y FECAL

 

SÍNDROME CONFUSIONAL AGUDO Y DEMENCIA

 

INFECCIONES

 

DESNUTRICIÓN

 

ALTERACIONES EN VISTA Y OÍDO

 

ESTREÑIMIENTO E IMPACTACIÓN FECAL

 

DEPRESIÓN E INSOMNIO

 

IATROGENIA

 

INMUNODEFICIENCIAS

 

IMPOTENCIA O ALTERACIONES SEXUALES

 

POLIFARMACIA

 

SARCOPENIA

 

FRAGILIDAD

 

DETERIORO FUNCIONAL

 

ABUSO Y MALTRATO

 

 

 

Teniendo como base estos síndromes geriátricos, se podrán entender otras patologías que se desprenden de cada síndrome, haciendo un rápido reconocimiento de enfermedades y por ende mejores abordajes terapéuticos. Cada enfermedad como lo es en la medicina moderna, requiere su abordaje independiente y su estudio completo como tema médico, haciendo con esto una mejor medicina dirigida hacia el adulto mayor.

 

“ En geriatría es útil pensar en términos de problemas más que enfermedades, ya que un síntoma puede tener varias razones. El entender estos síndromes nos abre mejores caminos para comprender de manera más eficaz las causas que enferman a un adulto mayor “

 

El envejecimiento de la población es un triunfo de toda la humanidad. Hoy vivimos más años, pero es un reto mayor el que debemos enfrentar. El vivir más años no garantiza que lo hagamos de manera correcta o sin enfermedad. Conceptos como envejecimiento exitoso o activo tendrán que ser mejor entendidos por todos nosotros para ejercer una medicina altamente preventiva.

 

Los adultos mayores de hoy que sufren de diversas enfermedades que amenazan su independencia, deberán poner mucha atención en el cuidado de sus patologías y su calidad de vida. El entender mejor sus enfermedades y cuidados, hará una mejor conciencia sobre cómo deben enfrentarlas para disfrutar de su autonomía y calidad deseada.

 

Como lo vimos, los síndromes geriátricos son el pilar diagnóstico y terapéutico hacia el adulto mayor. Consideraciones especiales como el nivel socieconómico, educativo, cultural, pueden ser importantes al estudiar su prevalencia, presentación y susceptibilidad. En nuestro país, la prevalencia de muchos  síndromes geriátricos son iguales o parecidos a otros estados, hospitales e incluso otros países. Esto parece indicar que muchos de ellos están directamente relacionados con el envejecimiento propiamente.

 

Enfoquemos nuestros esfuerzos para envejecer de manera exitosa, independiente y con la calidad que merecemos cada uno de nosotros.

Muchas gracias por leer esta página, agradeceré mucho tu comentario !!!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This